Ir al contenido principal

La ciencia, el Big Data y la privacidad.

Todo lo que hacemos en la red deja una huella digital: qué sitios visitamos, con quién hablamos, qué música escuchamos, qué información compartimos y así un largo etcétera, todo ello almacenado en los diferentes dispositivos que usamos en el día a día. Nuestra vida digital es todo, menos discreta. Esa gran cantidad de datos que se generan diariamente y que son recopilados a través de diferentes applets o cookies, conservan todo nuestro historial y saben más de nosotros que cualquier otra persona en este mundo.

Ahora, juntemos toda nuestra información, de nuestra ciudad o país, de los usuarios de las redes sociales o de cualquier motor de búsqueda y entonces obtendremos una cantidad tan grande de información que manejarla requerirá de una serie de habilidades matemáticas, estadísticas y de interpretación que no son fáciles de desarrollar y, por tanto, ahuyentan a los que deberían acercarse a las fuentes de datos.

Aunado a ello, la posibilidad de saber, guardar y compartir lo que sea ha creado una serie de teorías de la conspiración sobre lo que hace el Big Data y cómo se aplica. Muchas de estas teorías rayan en la ciencia ficción o de plano en una absurda paranoia de vigilancia extrema del Estado y las corporaciones.

Hasta el momento, el uso del Big Data ha encontrado en la mercadotecnia una veta que no ha parado de explotar, impulsando la creación de nuevas y diversificadas estrategias de análisis, segmentación y captura de mercados, tratando de ofrecer una manera mucho más eficiente de acercar a los usuarios con las marcas o con los contenidos disponibles en la web.
A la par, la mercadotecnia política pone en práctica diferentes herramientas que parecen ser mucho más precisas que cualquier encuesta. Al menos eso quedó demostrado en las pasadas elecciones en Estados Unidos, cuando contra todo pronóstico, Trump ganó las elecciones.
Pero los usos del Big Data no acaban ahí: la ciencia puede y debería explotar las grandes masas de información con el loable fin de crear y agrandar el conocimiento. En este sentido, las grandes masas de datos e información pueden dar un vuelco muy interesante a la actividad científica y académica y ayudar a concebir la inteligencia colectiva, que es uno de los grandes aportes de la sociedad en que vivimos.

En este sentido, Data Pop Alliance es una organización que promueve el uso del Big Data en ambientes académicos, con tres objetivos principales: en primer lugar, cerrar el sesgo académico que existe en torno al fenómeno, fomentando una discusión sobre sus alcances éticos y de derechos humanos; salvar la pobre interconectividad que existe entre los académicos, desarrolladores y científicos de todo el mundo para facilitar la distribución y construcción del conocimiento; y la creación de una plataforma que posibilite la interacción y capacitación de los diversos actores que intervienen en la formación del conocimiento y el Big Data.

Data Pop Alliance es una organización en la que intervienen Harvard Humanitarian Initiative, el Media Lab del M.I.T., Overseas Development Institute y Flowminder Foundation, todas estas instituciones que no buscan fines de lucro, sino integrar a la sociedad y a la ciencia en el desarrollo del Big Data y la investigación colaborativa.

----------------------------
Fuente:  forbes.com.mx

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Visa lanza concurso para crear soluciones de pago

Visa anunció una competencia para que desarrolladores y startups creen nuevas soluciones para los usuarios de tarjetas de crédito, como antesala al foro de tecnología eMerge Americas 2018, que se realizará en Miami Beach a partir del próximo 23 de abril.

La multinacional de pagos detalló en un comunicado que los participantes tendrán un mes desde este jueves para desarrollar y ajustar sus ideas.


Precisó que aquellos interesados en participar en el llamado "Visa Challenge" serán evaluados en categorías que buscan mejorar la experiencia de pago para los viajeros y la funcionalidad de pagos recurrentes.

El ganador será premiado con 5.000 dólares en efectivo, mientras que el segundo puesto recibirá 2.000 dólares, y ambos tendrán la oportunidad de trabajar con expertos y mentores de Visa.

El final de la competencia tendrá lugar el 24 de abril durante la feria tecnológica eMerge Americas 2018, que se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de Miami Beach encaminada a co…

TRADcoin, la criptomoneda mexicana que revoluciona las fintech

Miguel Aguayo, Octavio González y Miguel Granja son los creadores de esta criptomoneda, considerada la primera divisa digital del país en siete áreas de inversión y concebida para generar intercambio de bienes y servicios tangibles.
Las criptomonedas han transformado la economía global y han abierto la posibilidad de crear soluciones financieras que se adaptan a las diferentes necesidades del mercado. Dentro de esta realidad destaca el surgimiento de TRADcoin, la primera criptomoneda mexicana con un respaldo basado en siete áreas de inversión y concebida para generar intercambio de bienes y servicios, yendo un paso más allá de la oferta existente en México. TRADcoin, cuyo nombre deriva de ‘tradiciones’, nace con la finalidad de potenciar el comercio, la cultura y el turismo de México y es el resultado de meses de exhaustivo trabajo por parte de sus creadores, encabezados por los empresarios Miguel Aguayo, Octavio González y Miguel Granja, quienes con apoyo de un equipo multidisciplinari…

¡Habemus Ley Fintech!

Hace una semana, la Cámara de Diputados dio luz verde a la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, o bien, Ley Fintech. Ésta ya había sido aprobada por el Senado y ahora toca al presidente publicarla, lo cual, seguramente, será un mero trámite pues la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), anda muy ocupada en el tema.

A reserva de darle un vistazo más profundo, a continuación, enlisto algunos de los puntos más importantes de la nueva Ley Fintech:


¿Qué regula? 
Los servicios financieros que van a prestar el nuevo tipo de empresas que van a participar en el mercado de tecnología financiera. Éstas van a llamarse instituciones de tecnología financiera (ITFs,) que pueden ser crowdfunders (la ley les llama instituciones de financiamiento colectivo) y las tarjetas virtuales tipo PayPal que la ley llama instituciones de fondos de pago electrónico (IFPE).Las cryptomonedas.Los Modelos Novedosos para prestar servicios financieros en formas que hoy no se pre…